Universidades venezolanas rechazan decisión del Tribunal británico de despojar al país de sus reservas de oro

Diversas universidades del país se han sumado a rechazar a través de la publicación de comunicados oficiales a través de las redes sociales, para manifestar su descontento y rechazó por la decisión que tomó el Tribunal británico de Primera Instancia, el cual pretende despojar de sus reservas internacionales en oro a Venezuela.

Los textos indican que “De forma contundente rechazan una nueva agresión contra la República Bolivariana de Venezuela, que a través de la vergonzosa decisión del Tribunal Inglés de Primera Instancia, que pretende despojar el oro propiedad del pueblo venezolano…”.

“Manifestamos nuestro más profundo repudio ante este robo vestido de una institucionalidad judicial, que obedece de los gobiernos neoliberales que hoy sólo buscan saquear las riquezas de la República Bolivariana de Venezuela…”, indicaron las casas de estudios en los comunicados oficiales.

Entre las universidades que manifestaron su rechazo se encuentran; Universidad Bolivariana de Venezuela, Universidad Deportiva del Sur, Universidad Nacional Experimental del Yaracuy, Instituto Universitario Latinoamericano de Agroecología Paulo Freire, Universidad Venezolana de los Hidrocarburos, Universidad Nacional Experimental para las Telecomunicaciones e Informática, Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez, Universidad Nacional Experimental de Lara Martin Luther King, la Universidad Nacional Experimental Politécnica de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, Universidad Nacional Experimental de la Seguridad, la mayoría de la la Universidades Politécnicas Territoriales de los diversos estados del país, entre otras.

El Presidente Nicolás Maduro, en pleno ejercicio de sus funciones como Jefe de Estado y de Gobierno, ha solicitado a los órganos de justicia venezolana iniciar los procedimientos a que hubiere lugar para castigar a quienes participan del robo del oro venezolano y se haga justicia.

El Banco Central de Venezuela (BCV) apelará inmediatamente esta decisión absurda y errónea, que constituye un acto de piratería que atenta contra el derecho a la salud y la vida del pueblo venezolano, al despojarlo del oro necesario para el combate contra una de las peores pandemias que ha azotado a la humanidad, apostando así al exterminio contra la población venezolana.